Microbiograía de Adolfo Payés

Bertolt Brecht

Bertolt Brecht

todos los derechos reservados

Safe Creative #0903290151851

jueves, 28 de mayo de 2020

Los juegos recuerdos del tiempo

Escribir para encontrar respuestas
De un alma en silencio
De un pensar solitario
De un sentir abandonado
Es el preámbulo de un verso,
Guiado por el momento espontaneo de un suspiro
De un pensamiento austero y vagabundo
Como un cometa inesperado,
De una lagrima enajenada

Escribir sin decir adiós
Sin plasmar el gesto de una caricia,
En el espacio aéreo de un abrir y cerrar de ojos,
Pestañeo y me entrego a la escritura
Moribunda y frágil de un sentimiento perdido,
En la oscura y tranquila noche de lluvias amorosas

Vienen a mis dedos
Los juegos recuerdos del tiempo
Del niño ausente y abandonado,
Del niño mendigo acariciando sueños
En las letras de un rompecabezas
Recopilando las palabras perdidas de amor,
Recordando viejos andamios
En los pasillos del pasado asqueroso de la vida

Escribir de rodillas mirando nostalgias
Pintando ausencias de gestos perdidos,
Jugando versos, enjuagando sueños
Conquistando encinas de viejos caminos

Vienen a mis dedos
Los viejos atuendos
De un niño llorando en silencio
Leyendo el capitulo de un sueño perdido

aapayés

viernes, 22 de mayo de 2020

Eres vida en tiempos de dificultades













Eres soberbia inocua de la poesía
Manantial de versos
Enjaulados,
En el sentimiento ajeno a la tristeza,
Al odio de un alacrán miniatura

Eres locuaz girasol del tiempo
De las mañanas iluminando el camino,
De una mariposa en reposo
En los granos de la esperanza
En la montaña de amaneceres

Eres la voz susurrando el futuro
El aroma de un nuevo tiempo,
Lluvia alimentando vida
En los maizales de un amor eterno

Eres vida en tiempos de dificultades
El paso en el camino ala entrega
De un amor en silencio,
De un beso en las tormentas,
De un abrazo en soledad
Una caricia en el tiempo

aapayés

domingo, 17 de mayo de 2020

Siento la nostalgia de un te amo













A veces y solo a veces
Siento el llanto de la noche
Las palabras del silencio
Las lagrimas de la luna,
El abrazo solidario de la poesía,
Un amanecer sin el alba
Sin la luz de un verso

A veces y solo a veces
Me gustaría ser un verso en tus labios
Una caricia en tus cabellos,
Un mordisco de amor en tu pecho
Una palabra obscena en tus oídos
Un orgasmo en tu deseos
Un libido silencio de tus piernas

A veces y solo a veces
Siento la nostalgia de un te amo
Exquisito manjar de tu presencia,
Llevo tatuado tu nombre en mi silencio
Y en el alma tu apellido

A veces y solo a veces
Siento el calor de tu respiro
El aroma de tu cuerpo
La frescura de tus manos
Y el gesto inmaculado de tu presencia

A veces y solo a veces
Quiero ser el que te acompaña
En el camino de un te amo compartido

aapayés

lunes, 11 de mayo de 2020

Esperando el beso varonil del deseo













Pasó la tormenta
La tranquilidad del tiempo,
Me sumerge con su silencio
A la dicotomía del poema,
Entre el ser y estar
Entre la vida y la muerte
Entre el odio y el amor
Entre tu y yo,
Malgastando versos
En los caprichos del pasillo de un beso
Arrodillado al crepúsculo de tu cuerpo,
Una caricia con un poema en la mirada
Y una nostálgica versión de amor,
En cada costilla de tus sentimientos

Oh poesía viva de amor
De un sinfín de metáforas, 
En los poros de tu cuerpo
Enarbolando tentaciones escritas
En la oscuridad de la noche,
En la claridad de tus piernas abiertas
Esperando el beso varonil del deseo

Pasó la tormenta
Yo melancólico y triste,
Me quedo esperando el momento de tenerte a solas
En el cuarto de un hotel desnudo
Acariciando la terquedad de ser feliz,
Con tu presencia en las paginas blancas
De un libro adornado,
Con la poesía de tus labios,
De tu cuerpo,
De tus cabellos,
De tus ojos mirando la luna
En el silencio de la vida

Oh poesía viva de amor
En el hotel del pensamiento
Sin pecado consebido,
En las noches vacías de un beso,
En la cama adornando el tiempo
En la ventana recordando tu presencia

Pasó la tormenta
Y yo aquí conquistando mis tentaciones

aapayés

lunes, 4 de mayo de 2020

En la pesadilla de un virus enamorado de mi cuerpo













Qué verosímil es el silencio
En las dificultades,
Se vuelve sincera la soledad
Honesta, pulcro destino al entierro
Al olvido en un segundo

En estos tiempos de soledad
El silencio es mi compañera
El amor de vida, la ausencia

Que verosímil es la inocencia de amar
En el tiempo,
No nos queda mas que sentir
El latido respiro de la vida,
Los momentos inocuos de un amor eterno
Con la inquietud de seguir soñando,
Utópica sensación en la eterna soledad del silencio
Me inclino
Y me quedo con las caricias de un suspiro
Vagabundo y fiel a las dificultades
De un beso abandonado
De un adiós sin retorno

Que verosímil es escribir un poema
Después de haber sufrido el silencio
En la pesadilla de un virus enamorado de mi cuerpo

aapayés