Microbiograía de Adolfo Payés

Bertolt Brecht

Bertolt Brecht

todos los derechos reservados

Safe Creative #0903290151851

miércoles, 20 de enero de 2021

No pude atarte a mis caricias


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
A la sangre me remito
Para amarte
Para sentir eternamente
Tus caricias
Tus lamentos
Tus tristezas y alegrías
Hago mía,
Sin presencia
La distancia,
Me alejó de tus caricias
De tus dolencias y tristezas,
Sabes,
He estado 
Sin darte cuenta,
Eres carne de mi carne
Y sangre de mi sangre,
Llanto de mis penas
De este amor perpetuo
En mis venas por tu nombre

A la sangre me remito
Por los siglos de los siglos
No pude atarte a mis caricias
Ni al suspiro matutino de tu alba,
De tus tardes solitarias me hago cargo
De mi ausencia en tu enseñanza rutinaria

A la sangre me remito
De vivirte sin sentirte
De sentirte sin tenerte

A la sangre me remito
Por el resto de mi vida
 
aapayés

martes, 19 de enero de 2021

La poesía es un orificio sin retorno


 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Me robaron la libertad de amar
De sentir
El gesto más humano por vivir
Me demolieron el alma
En tantas ocasiones
Que el mínimo gesto amor
No lo siento
No lo vivo
Una lagrima se estrella
Contra la verdad
Que ahoga mi silencio
Ya no duele
Ya no lloro
Ya no siento
El calor de tus palabras
El aliento de tus versos
 
La poesía es un orificio sin retorno
Un agujero negro en mi corazón
Un abismo con sentido,
Implacable agonía del amor
En el dolor 
Que carcome con saña sin sentido
 
aapayés

lunes, 18 de enero de 2021

Los versos ajenos se hicieron poesía



 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Maravillosamente
Te recuerdo
Invitando a la lectura en la cama,
Una pierna cruzada
Y tus ojos grandes devorando libros,
Me cuesta pensar que ya no estás
Lejana y ausente
Como el viento que sientes,
Pero que no ves
Acariciando tu cuerpo

Maravillosamente te recuerdo
Fumándote un porro en el escritorio,
Menuda manera de sentir tus piensos
Menuda manera de creer en ti,
La crucifixión es un delirio
Que mastica la distancia
Arrogante ironía de leer poesía
Incipiente manera de vivir la vida
 
Maravillosamente te recuerdo
Jugando en la cocina
Fumándote un verso,
Limpiando tu alma 
Cansada de tanto flagelo
Limpiando tus sueños de gestos perdidos,
No lo dije yo,
Los versos ajenos se hicieron poesía
 
Maravillosamente te recuerdo
Meditando tus labios
A brazos abierto,
Con el guiño fruncido 
Pariendo verdades,
Oculta manera de expresar tus antojos 
Acariciando un porro 
Lamiendo tus sueños

Maravillosamente te recuerdo
Queriendo ser madre
En tiempos de guerra
En tiempos de abrazos ausentes dolidos
De siglos perdidos,
Leyendo tus libros a puertas abiertas
Desnuda manera de entregarte a tus versos
 
Maravillosamente te recuerdo 
Gritando en silencio 
Leyendo poesía, gritando tus piensos
Soñando con versos de origen perdidos
 
aapayés

domingo, 17 de enero de 2021

Un iracundo beso sin sentimiento


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Desperté
Con un tétrico sentimiento a nostalgia
Debajo de la almohada
Sonreía un recuerdo,
Que dibujó unos versos
En la mejilla,
Irritado por el obsceno placer 
De un iracundo beso sin sentido

Desperté
Limpiando con lagrimas,
El tétrico sentimiento
Que ahogaba las pestañas

Hace tres lunas
Que no duermo, o poco
O nada,
Leyendo versos sin sentidos
 
Obtuso momento
De una caricia carcomida por la ignominia 
-Tus besos, huelen mal
Increpó la araña
Espiando mi regazo

Tétrica manera de amar
Resumen ecléctico
De un amor inexistente 

Tétrico momento 
De plasmar poesía
Con una araña carcomiendo vidas

aapayés

sábado, 16 de enero de 2021

Frágil sensación de un beso









 
 
 
 
 
Murmurando el amor
Amar,
No sé

Pienso,
Y me quedo
Con la mirada perdida
Escribiendo sentimientos,
Congelando sueños
En el frío obtuso de la noche,
Invierno glacial del silencio 
Del amor olvidado en la bañera
Congelado en la ventana

Escribo a gritos
Ese afecto inexistente 
Que carcome la poesía,
Vitoreando tentaciones
Llenas de amor y melancolía 
Lúgubre imaginación
De un alacrán enamorado

Frágil sensación de un beso 
Congelado en los sueños
En el invierno glacial de enero 
Derritiendo orgasmos en primavera

Soledad 
Amada
Mano celestial la mía
 
aapayés

viernes, 15 de enero de 2021

Dos lenguas leyendo amores



 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Lúgubre manantial de besos
Se derriten en la memoria del despertar,
Beso ajeno al descubierto
Verso enredado en el silencio,
Anonadado momento de sentir
La arrogancia virtual en la palabra,
Verso espectacular del llanto 
Torcido en el alma,
De un gorrión cabizbajo 
Y en silencio
Aleteando sueños
 
Una lagrima congelada
Se derritió
El día que dejamos de ser cómplices,
Cómplices de amor
En un poema compartido
En el ocaso secular de un te quiero,
De un te amo inmaculado
Podrido en el jardín de nuestros genitales,
Manera de vivir
El placer del coito espiritual en decadencia,
Virtual tentación en celo reciproco 
Al descontento obsoleto en la cama
 
Parásito secular
De un verso agrietando sentimientos,
Aniquilando tentaciones
En la grieta colosal de un poema
Derretido en los labios ajenas al amor

Lúgubre manantial suspiro,
Ataúd marginal 
De una musa en celo,
Disparando tentaciones 
Por las esquinas del nuevo barrio
Coloquial del tiempo

Dos lenguas leyendo amores
Tácita existencia de creer,
En la poesía 
Derretida con el viento,
Cálido suplicio pronunciando acentos
En los puntos y aparte
De un guiño colosal del cielo

Un amor agrietando vidas
Con la complicidad del tiempo

aapayés

jueves, 14 de enero de 2021

Lucubrando soledades


 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Tú besando el recuerdo
De un sentimiento foráneo 
Yo acariciando el presente,
Grises momentos 
De un perpetuo bienestar nublado,
Lucubrando soledades
De un poema olvidado
En las catacumbas del alma

Que terca manera de vivir el momento
De grabar en un segundo
El parpadeo de tu mirada,
Beso obtuso del recuerdo,
Que daría yo
Por sentir tus labios
Besando mis sentidos  con tu mirada,
Y acariciando mis cabellos 
Con la ternura de tus manos
Deslizando la nostalgia en mis deseos
De escribirte un verso en tu recuerdos,
Mirada ciega a mis poemas
 
Tú pensando en el mañana
Yo disfrutando el momento 
 
aapayés

miércoles, 13 de enero de 2021

Exiliado en el manicomio de los sueños


 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
La incansable manera de afrontar la vida
Atisbo existencial de un vagabundo
Virtual mediocre en la poesía,
Es como lanzar piedras al río
Y orientar la energía positiva
Al océano,
Es imprescindible el amor
En tiempos de dificultades,
Lanzo la primera frase
Y aniquila con su respuesta,
Las inquietudes vertidas en el río,
La piedra se sumerge
Y al tocar fondo,
Reposa meditando su existencia
 
La corriente
Moldea sus errores
Y acaricia el alma
Con la calidez 
De un equilibro emocional,
Esa frase recién horneada
Para calentar
La tierna timidez del verso,
Arrojando el corazón marchito
De tanta porquería emocional
 
Fluye la ternura
Con el caudal acumulado
En el río acariciando tempestades

Lanzo las piedras
Y con ellas las frases llena de amor,
Vierten energía necesaria
Por creer en ti,
Marginal memoria de un loco
Exiliado en el manicomio de los sueños
Vuela, fluye
Y aletea nadando el tiempo,
Acariciando el amor
De una frase escrita en el pecho,
La poesía,
Narrativa urbana 
Mezclada con la arrogancia del deseo

Subtítulo 
 
De un pez
En busca de la piedra
En el fondo del río,
Queriendo pulir el silencio frío,
De este amor huérfano y 
Sin sentido de vivir, poesía
 
Oriunda memoria
De un alacrán en el río
Queriendo navegar
Al océano de las dificultades
Sin pronunciar tu nombre en el intento

Narrativa urbana
Con el aroma de la ciudad perdida 
En el horizonte de las palabras
 
aapayés