Microbiografías de adolfo payés ...

Bertolt Brecht

Bertolt Brecht

todos los derechos reservados

Safe Creative #0903290151851

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Verso convertido en verbo, nuestro hijo








Si la noche tocara mis ojos,
Junto al aliento fresco de mis días,
No olvides que mis pensamientos
Giraron siempre en tus caricias
En tu nombre llamada poesía
Verso convertido en verbo, nuestro hijo

No olvides que la mañana junto al sol
Será mi presencia
Por los siglos de los siglos
Amén

Nunca olvides que mis días
Junto a las noches compartidas
Fueron eternas melodías de ternura

Nunca olvides la sonrisa
Que despierta tus cristales matutinos
Es el hijo acariciando mi presencia
Con sus juegos inocentes crea vida
Del beso que un día esculpimos
Con nuestros cuerpos a su ritmo compusimos

aapayés.