Microbiografías de adolfo payés ...

Bertolt Brecht

Bertolt Brecht

todos los derechos reservados

Safe Creative #0903290151851

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Whisky, cigarro y ron hacen la diferencia










Ese lado abyecto de tus cabellos
No los conocía,
A pesar de tanta demagogia obsoleta
En tus palabras

De mis demonios me hago cargo y los corrijo
De tus defectos
Hazte responsable y deshazte de ellos, si puedes
Si no,
Acariciarlos y bebelos con la peculiaridad
De tus acciones

Noches solitarias, secretos compartidos
Sorbo a licor y vicios
Lectura, debates, locuras

Allende de tu ausencia
Enciendo un porro y me acerco a ti
Whisky, cigarro y ron hacen la diferencia

aapayés

Esencia en la poesía, hijo













Yo no te pido nada
Simplemente que seas madre
Esencia en la poesía, hijo
Y caricia en el desprecio, padre

Yo no te pido besos
Mucho menos presencia
En la adversidad del exilio

Que del odio y la falacia,
Me ocupo
Como desde el principio

aapayés

martes, 29 de septiembre de 2015

Cicatrizando heridas, resucitando versos











Me dueles
Como esperando primavera en pleno invierno
Catalizando energías,
Derrotando al frío

Me dueles
Como las heridas abiertas de estos versos,
Continente abierto a ti, cuerpo
Esperando sangrar junto al olvido
Memoria marchita de tu despedida

Me dueles
Como la noche de verano
Que me aniquilaron a tortura
Los verdugos de la muerte y el odio
En las catacumbas del infierno, vivo

Me dueles
Pero vibro con el beso mas tierno
De mis emociones, hijo
En mis brazos, acariciando su recuerdo

Cicatrizando heridas, resucitando versos

aapayés

Utopía acariciando la mañana










Al hombro un fusil
En el pecho un bolígrafo y  libreta
Apuntes listos en mi pensamiento
Y los tiros en los bolsillos,
Esperando dar en el blanco, al enemigo

No me contuve
Reposo obligado, subiendo la montaña

Los arboles acariciando
Los movimientos en naturaleza mayor y menor
Sinfonía  de las hojas,
Entonan el cálido verso del viento

Los arboles danzan, cuál movimiento andante
En el continente pariendo revoluciones, pueblos
Que una vez más han dicho basta

Tomé mi fusil y con el dedo en el gatillo
Disparé versos, asesinando al odio,
Bolígrafo haciendo de las suyas
Sin puntos y sin comas,
Soltaba ráfagas de metáforas
Conquistando multitudes, hojas
Abrigando el camino de esperanza

Eran miles, millones de este continente
Gritando al unisono
Los cantos de Neruda y Vallejos,
En el fragor del combate Roque Dalton
Enarbolando tiros literarios, poesía

Lucha lucha y más lucha
Victorias y más victorias
Por los pobres y olvidados de este continente
Indios, Mestizos y Negros
Empuñando la poesía generadora de triunfos literarios

Eran miles, millones
Gritando al unisono 
Los cantos de Neruda y Vallejos
En el fragor del combate Roque Dalton
Enarbolando tiros libertarios

A lo lejos, pero mucho mas cerca que ayer
La utopía acariciando la mañana
Y empujando el sol,
Sonrisa infantil de éste continente

Canto, poesía y lucha
Canto, poesía y triunfos
Canto, poesía y canto
Por la vida de este continente
                            
Indo-americano

aapayés

De la mano en el asilo del destino


Hay que beberse la vida,
Por que si no,
Te bebe completo el silencio eterno

Hay que beberse el tiempo
De la mano en el asilo del destino

Enrolados en el gesto solidario
Taciturno, cuál quimera en el jardín de los versos

Hay que beberse la vida
Con las canas, tiñendo las caricias
Engalanando de arrugas nuestros besos


aapayés

Está tan cerca el adiós y tan lejos el beso










Está tan cerca el adiós y tan lejos el beso,
Que al amanecer,
Está fresco el tiempo

Y cálido el silencio

Que el orificio de la cerradura
Tiene impregnado el perfume de tu mano,
Al abrir el cuarto de tu cuerpo,
Y endosarlo con el beso,
Sumiso de tus piernas


aapayés

domingo, 27 de septiembre de 2015

Exquisita tentación de la vida











Hace mucho que escribimos
El adiós
Sin acariciarlo con un beso,
Sin pronunciarlo

Desde el primer beso frío de la discordia
Noches lúcidas,
Entre copa y copa y tertulia ebria de la desdicha
Semántico placer el nuestro, para acariciar
El adiós, génesis de todo 

Distancia,
Paréntesis en la despedida,
Con comas y puntos suspensivos
Exquisita tentación de la vida


aapayés

Las circunstancias son sabias













No creo en los errores
Entre tu yo,
Simplemente el momento o lo momentos
No estaban listo, para nuestro encuentro

Las circunstancias son sabias
Extremadamente conscientes de la distancia

aapayés

sábado, 26 de septiembre de 2015

Me bañé en el abismo de los recuerdos











Hoy estuve tan cerca de la muerte,
Que de tu boca,
Traduciendo rencores

Me bañé en el abismo de los recuerdos
Recogí,
Los silencios mas tiernos de tus ausencias
Las planche,
Y las guarde en la biblioteca del olvido

Silencio
Hoy me acorde de ti
Sin pronunciar tu nombre

aapayés

La loca aventura de tus manos











La loca aventura de tus manos,
Las quiero en mi esbelto deseo
Escurriendo la esencia de mis tentaciones

La dulce mirada de tus emociones
Las quiero en mis versos
Latiendo en poesía

aapayés

Esqueleto discurso de tu despida







El esqueleto discurso de tu despida
Quedó tatuado,
En el cementerio del abecedario, palabras

aapayés

Soledad marginal y cabizbaja en la poesía










Sentir la ausencia de un beso
Una caricia
Una mano en la noche fría de invierno,
Es estrechar con ternura la soledad

Una copa de vino tinto o blanco
En el callejón del silencio,
Abreviando suspiros en la oscuridad

En el día
Besar un cigarro en la ventana de la vida
Contemplar esfumarse el verso
Por la cortina del alma

Soledad marginal y cabizbaja en la poesía


aapayés

viernes, 25 de septiembre de 2015

Orgásmico deseo de besarte











Una de las polémicas
Que acepto a ciegas
Con tanta devoción y entrega
Con pasión y esmero de enfrentar

Tu boca
Tus labios
Y esa voz tan pura y cruel a la vez
En el orgásmico deseo de besarte,
Y hacer de tu boca, el manjar
De mis mas morboso placer, en la cama
En el baño, en el ascensor, en el parque
Y en cualquier parte del mundo,
Que nos encontremos

Que polémica mas excitante tu presencia

aapayés

La idea es esa









Coleccionar ideas
Y archivarlas en la biblioteca central del corazón,
En el cerebro dejaremos el sentimiento
Y haremos de esta vida
Un manjar idóneo para la muerte

Nos serviremos activos
Al creador de tantas polémicas
Y haremos de la discusión, argumentos
Indiscutible o irrefutables
En el trajín diario del que dirán

Nos quitaremos la vergüenza de ser hipócritas
En las oficinas burocráticas del estado
En donde sea, como sea y con quién sea,
Envestiremos con odio platónico, el amor
Y haremos de nuestro ego el hazme reír del cielo

Nos desnudaremos en los rincones de las iglesias
Y pariremos nuevas ideas,
Para hacer de esta puta vida
Un paraíso en la tierra

Coleccionar ideas
Y archivarlas en la biblioteca central,
O en el puto lugar que se nos antoje

aapayés

Vuelo, tentaciones imaginarias













Vuelo, a esas tentaciones imaginarias
Que catalizan las provocaciones
Morbosas del placer

Abundantes besos
Caricias y mordiscos por doquier,
En el centro de tu existencia
Lubricas con pasión, tu poesía
Desbordante de pasión

Lloras
Gimes
Gritas y te entregas sin prejuicios, al amor
Sexo escrito con tus labios, en tus labios
Y con tu cuerpo esculpes por completo
El orgasmo lírico, verbo tu sentir

aapayés 

jueves, 24 de septiembre de 2015

Ésta noche me abrigo con tu cuerpo













No sé, ¿por qué?
Pero las noches se parecen a ti,
Me quedé esperando a la luna
Y apareciste, iluminándome la noche

Ésta noche me abrigo con tu cuerpo
Y en tus sueños, me deslizo a tu deseos

Con un beso de tus ojos,
Me acomodo en el silencio de la noche
Y me abandono a tus caprichos

aapayés

Hay un bolígrafo en el pasillo













Hay un bolígrafo en el pasillo
La maquina de escribir,
Está en el cuarto oscuro del olvido

Me acompaña el ordenador
Y los celos del teclado, me coquetean

Manipulan mis dedos y los hacen bailar
Al compás de mi pensamiento
Ríen
Lloran
Y hacen el amor con las palabras
Las letras se desnudan
Y las frases llegan a su orgasmo
Gritando de placer al caminar

Me excitan, me provocan
Me desnudan y hacemos el amor
Sin tapujos y sin condiciones
Lo permiten todo, admiten todo
Se entregan y nos movemos,
Eyaculo
Y nace la poesía acomodada en mi escritorio

La almohada me espera
Y abandono el ordenador exhausto, duermo
Te siento

aapayés

Lado oscuro y nublado de tu cuerpo











Leí, la mirada doblada que me entregaste,
Antes de partir...
Y desfilaron las sonrisas compartidas,
Recuerdos..

Tus ojos resplandeciente
Como el sol en pleno verano, me acompañaron
Doble tu rostro
Y lo acomode en el escritorio de mis silencios

Ya es tarde
La noche, me esta invitando a escribir
Y solo me dicta a las estrellas
Muchas son fugaces

Los deseos en versos me abandonan
Y brillan en el cielo, su ausencia

Abrace a la luna y me quedé dormido
En el lado oscuro y nublado de tu cuerpo

aapayés

Océano del pensamiento



Al leer tu silencio
Comprendo la inmensidad de tu sentimiento

Vació y cruel como el abismo
En el océano del pensamiento

Ciego a veces
Mudo como siempre

aapayés

Lo dialéctico en el pensamiento










Lo dialéctico te genera contradicción,
La contradicción te da seguridad
Y si eres fiel a tus principios,
Logras tus objetivos

aapayés

Un beso de esperanza por vivir










El pensamiento: es la idea central de la discordia,
Ser o estar, ellos o nosotros,
Y si prefieren, la vida o la muerte

Yo me atrevo a luchar
Y disparar poesía por vivir

Pero te doy la mano y el amor
Convertido en versos solidarios
Llenos de ternura, con una flor
Y un beso de esperanza en el mañana

aapayés

Terco e imparcial es el derecho a vivir













Hoy me encontré con mi conciencia,
Paso de largo
Y se despidió con un silencio aterrador

Terco e imparcial es el derecho a vivir

aapayés

miércoles, 23 de septiembre de 2015

De tu rostro he guardado los secretos









He leído en tu mirada
El vaivén de tus deseos
De esos ojos he pintado tu delirio, gozo

Con tus lagrimas, he teñido mi tristeza
Y tatuado al infinito, tu sonrisa

De tu rostro he copiado la sonrisa de Gioconda
He pintado con las manos de Da Vinci
Tu mirada conquistando el paraíso, cielo

De tu rostro he guardado los secretos

aapayés

Un delirio compartido en el destino









Hay hombres que aman un día, 
Y son muy putos.  
Hay otros que aman un año.
Y son una mierda
Hay quienes aman mucho años, 
Y son sinvergüenzas 
Pero hay los que aman toda una vida, 
Esos son los imprescindibles

Hagamos de esta vida una conjugación
De poesía y metáforas
De versos y  cantatas
De caricias y besos
De entrega y compromiso

Pero hagamos del amor entre parejas
Un delirio compartido en el destino

aapayés

Pervertido y seductor de mi silencio











Soy el extremo pensamiento de lo que eres
Loca pasión de mis pasiones
Locura caudalosa de los defectos,
Ritos imaginarios en el sendero de la seducción
Del morbo y lo pervertido

Soy el desquiciado mas equitativo en el placer
En las torturas elocuentes de la poesía
El verdugo voraz de las metáforas,
Invado con versos asesinos  tu vientre,
Mezquino a la vez,
En aniquilar el libido destino de tu cuerpo

Soy el psicópata mas puro en el amor
De los burdeles literarios, soy el guía putrefacto
Pervertido y seductor de mi silencio, soledad
 
Soy audaz y locuaz con el alcohol
Ebrio, me distingo con el vestir aroma del placer
Sobrio, me  pierdo en el carrusel del silencio
Y me abrigo con el beso de tu cuerpo en el olvido

Soy el extremo espanto de lo que eres, tentación

aapayés

Eres, seductora voz de la pasión


Eres la estrecha frontera
De la tentación
De la fornicación
Del placer

Eres la pasión mas tentadora de la creación
En la pintura
En la escultura
La poesía, verbo
En las imágenes mas elocuentes de las artes, musa

Eres la delgada linea de la seducción
Tentadora beso
Tentadoras piernas
Tentador cuerpo desnudo en plena acción orgásmica

Clímax

Eres, seductora voz de la pasión

aapayés

martes, 22 de septiembre de 2015

En el fondo de este silencio











En el fondo de este silencio
Estamos desnudos, los dos
Nos vivimos
Nos encontramos en el gesto mas secreto del cuerpo

En el fondo de este espacio, vacío
Nos encarrilamos al desencanto cotidiano,
En el abismo de estos versos
Nos diluimos en el basto mundo del rencor

Nos fundimos en el laberinto del porvenir
Atados al odio, al amor sin condición,
Putrefacto idioma del pasado
Añejo e infiel beso del desamor

En el fondo de este silencio
Nos encontramos para dejar de ser, dos


aapayés

La ciudad tiene una sonrisa hermosa













La ciudad tiene un ruido espantoso
Cierras los ojos y escuchas
El rugir del tiempo,
El sol que derrite el camino
Y la gente corriendo por doquier

Cierra los ojos, y escucharás poesía
La ciudad tiene un amor espantoso,
Las parejas tomadas de la mano
Se deslizan por el asfalto, llenos de amor
Sus pasos, colorean el fragor eterno de la vida

La ciudad tiene un aroma especial
Los parques se visten de besos,
De siluetas conquistando espacios
Movimientos alegóricos de pasión,
Nacerán sonrisas, llantos
Crecerán los besos de la mano junto al verde, aire
Del amor entregado al cielo abierto, en la ciudad

La ciudad tiene una sonrisa hermosa
Un canto sublime, un eco espantoso de amor

La ciudad tiene una ausencia colosal, vos
Y mi voz arañando el beso, crucificado en el anden

La ciudad tiene un ruido espantoso, sin vos

aapayés

lunes, 21 de septiembre de 2015

Dibujaremos en la arena nuestras manos











Un día
Estaremos vestidos de ti
Y no de mi
Seremos tú en mi, los dos
Arropados en si, de ti, en mi
Arañando las ordenanzas de allá, aquí

Estaremos con él, en ti, sin mi

Las olas del mar
Nos golpearán con ternura, noche

La luna brillará en ti, sin mi
Y nos entregaremos al viento, oleaje de la noche
Para acariciar
Los cabellos del mar
En ti, sin mi

Y sin pasos, tus pasos
Dibujaremos en la arena nuestras manos, pies
Enlazadas a la luna, sin ti, en mi
Y nos dejaremos llevar por el lucero
Brillo de la esperanza, en ti, sin mi

Nos besaremos, en ti, sin mi

aapayés

Soledad obtusa del silencio










Qué opaco está el día
No sabía, ¿ni por qué, ni cómo?
Pero me dejé llevar, por el camino al purgatorio
Anonado por las circunstancias
Me tropecé con la raíz de las dificultades,
Y entre tanto jaleo, los ángeles
Le dispararon tres tiros al silencio,
Explotaron de alegría, las nubes
Y de repente aparecieron los rugidos, truenos
Del susodicho personaje, vestido de blanco
Argumentando ser, el ser de lo que es,
Nadie dijo nada
Excepto el ciego, que le grito
¡Nooooo!
¡Ese, ser soy yo!
Se desnudo y emprendió el debate

Nadie decía nada
Solo se escuchaba la oración, olvidada en el sofá
Y doblada en el escritorio
Del que escribía, las dificultades de cada quién
Sin saber quiénes le dictaban

No argumentaron nada nuevo
Se despidieron
Y el ciego, voló por las nubes
Mientras que el otro ser
Se esfumo, como había llegado

De regreso, me dedique a pintar las palabras
Nadie las leía, solo acariciaban los colores

Un día seré
El que camine con él
Para mostrarle el verso de su destino, mi destino

En la soledad obtusa del silencio

aapayés

domingo, 20 de septiembre de 2015

Grito celestial de tus besos













Ese morbo literal de tus ojos, me emborrachan
Las manos acariciando el bolígrafo, me enloquecen
Y tus versos deslizando mis tentaciones, me enamoran

Que sería del tiempo, sin tu presencia
Que sería del cielo, sin tu silueta
Iluminando al ritmo estelar de la luna
Al grito celestial de tus besos

Que sería de la poesía, sin tu boca
Quién leería los versos, sin tus ojos
Quién dibujaría la vida, sin tu vientre
Mujer

Ese morbo de tus labios, me torturan

aapayés

Cristalizando la noche, poesía













Cristalina noche,
Es como ver la luna reflejada en tus ojos,
Brillo
Iluminando el océano de mi silencio

Sublime resplendor de tu cuerpo, pasión
Naufragando en el mar de emociones
Al ritmo majestuoso de las olas, tus caderas

Llevo en mis manos marcadas, tu aliento
Y en mis recuerdos, tus besos

Cristalizando la noche, poesía

aapayés



Y grito al viento mi nombre









Exorcizar la palabra
Los recuerdos
Incrustados en el silencio, verso de tu piel
De tus poros, puntos y apartes de la vida
Del destino,
Del suplicio acumulado en el laberinto del precipicio,
Oráculo
Del secreto, nuestro,
Para envolverlo en el olvido
Y hacer de cada poesía y verso,
Un día menos sin tu presencia
De tu ausencia

Y grito al viento mi nombre,
Sin pronunciar el tuyo

aapayés

Estoy olvidando hasta tu nombre











Estoy olvidando hasta tu nombre
Nostalgia
Sentimientos
Amor
Entrega
Todo lo estoy olvidando con paciencia

Tus besos
Tus caricias
Tus encantos, tu alegría
Tu tristeza, tu llanto
Tus errores y aciertos
Todo lo estoy olvidando con paciencia

aapayés

Extraer de tu piel, el deseo













Descifrar la materia
Escudriñar la esencia
Extraer de tu piel, el deseo
Destruir la matriz
Accidentarse en la pasión
Libido cuerpo, lo cometido
Entregarnos,
Doblegarnos en lo sublime y encontrar el delirio,
Seducirnos para jamás abandonarnos,
De placer

aapayés

Ese ruido obsceno de tus ojos











Ese ruido obsceno de tus ojos
Es el que  enamora,
Al sentirlos con tentación
Y al escucharlo con emociones

Sueltas tus manos al infinito
Abrazas el universo con tus piernas,
Desgarras tus entrañas de placer
Y ruges con dulzura, el saber

Abres tu boca disparando poesía
Y con tu lengua humedeces el deseo

aapayés

jueves, 17 de septiembre de 2015

La noche es cómplice de mis tentaciones









No dejo de leer la noche,
Cuando el silencio brilla por las madrugadas
Y las estrellas bailan al compás del viento,
Y tus ojos se derriten de sueño
Esperando volar a ella, a él

La soledad nocturna es cruel, a veces
Suele abrazarte y no soltarte a la vez

Esa tranquilidad de la noche
Me enamora,
Me contagia y me da vida, deseo

La noche me incita a la tentación de un beso
De unas piernas abiertas, a mi
De unos labios humedecidos de pasión
Y con la legua deslizando por doquier, me miras
Abierta tu boca, expresando a gritos tus deseos

La noche es cómplice de mis tentaciones
El silencio me convida a tenerte aquí, en la cama
O frente a mi, que mas da, si estés o no
La noche es mía, la soledad tambien

Un beso
Una noche
Esta noche y sentirás penetrar tu cuerpo, a besos

aapayés

Habla y expresa tus estratagemas a gritos










He intentado expresar mis sueños
Los que gritan por la noches,
Al desnudo, disparate del desespero
Aglutinando rencillas mezquinas
En los enjambres de ilusiones, utopías

¿Quieres hablar de liturgia literaria? 
Habla y expresa tus estratagemas en silencio
No dejes de escapar esos momentos de angustia
Disfrazándolas con el hazme reír del viento

Vitorea tus triunfos, tus inquietudes
Analiza tus objetivos
Y vístete de sueños, mujer bonita
Mujer 

Hazme sentir el aroma de tu sonrisa
Expresando sin tapujos tus ambiciones 
De vivir en el lujo, masculino deseo de tu cuerpo
Añoras, lo gritas y lo sientes

¿Quieres hablar de liturgia literaria?
Habla y expresa tus estratagemas a gritos

aapayés  

Abrazo con nostalgia la despedida













Una vez en el camino
Ya no hay vuelta atrás
Para recoger lo perdido

Una vez en el camino
Y no es posible sonrierle
Al adiós, cruel de la desdicha

Una vez en el camino
Abrazo con nostalgia la despedida
Y beso con sonrisa lo incierto

Una vez la despedida en el bolsillo
Me disparo por el camino
Para olvidar tu presencia en mi destino

Un vez en marcha
Elevo mis manos al vacio
Para acariciar el amor de mis pasos

Una vez dicho todo
Lo doblo y lo guardo en mi costado
Para desterrarte de mi pecho y memoria

Una vez escrito el adiós
Es, para soltar tus manos, para siempre

aapayés

Clandestino lenguaje de amor











Una oración por ti
En el clandestino lenguaje del amor
Arrodillado con el sentimiento de acariciar
Tus besos
Tu sonrisa
Tu ojos
Y tu vientre, eterno movimiento de vida

Te beso
Te siento
Y me quedo con la oración en los labios,
Te nombro en silencio

Escribo tu rostro
Dibujo tus manos
Y tu cuerpo, templo
Palpita

Lo palpo
Lo esculpo

aapayés

miércoles, 16 de septiembre de 2015

En el pasillo obtuso, oscuro y solitario










La inquietud alucinante de encontrarse con la vida
Titubeando frases de melancolía,
Abyecta y maligna a la verdad

Soberbia y presa de su ego
Incansable en el andar a solas
En el pasillo obtuso, oscuro y solitario
De sus errores

Así cabalga por el llano,
Con el viento en su costado, alucina
 
Pensamiento fecundo
En el grito marginal de la discordia

Inquieta, inquieto
Sentimiento creador en el olvido

aapayés

Lúcida marginal del pensamiento utópico













No permitía continuar la lucidez de los versos
La puerta se cerraba en mis pestañas
Las lagrimas que brotaban del cielo,
Concatenaban con el llanto escrito en la cerradura

Abrí la puerta  y la luz que de ella brotaba
Era un brillo espeluznante del silencio

Abrió la puerta y se marcho para siempre
Lúcida como llego
Lúcida depsararecio de mis pupilas,
De mis sentimientos
De mis emociones

Era el espanto vestida de amor
Lucifer pensamiento
Lucifer permanente en la belleza y la discordia

Lúcida palpitante
Lúcida traficante
Lúcida ebria

Así era ella perfecta, en lo imperfecto
Compatible en la poesía, en el verso, verbo
Sedienta del saber, sedienta de placer
Sedienta de amor, de amar
De odiar y de crucificar la poesía si es necesario por vivir

Lúcida marginal del pensamiento utópico

aapayés

domingo, 13 de septiembre de 2015

Deambulo y me desnudo ante la oscuridad permanente



La luz que brilla en mi soledad
Está ausente en el cuarto oscuro, obtuso a la claridad
Las esquinas de este encierro permanecen opacas,
Frías

Me busco
Y no me encuentro en ningún paso,
Escucho el eco
En el muro continuo a mi habitación,
Eco de mis pasos
Que no escucho en mi oscuridad,
Sonidos que no palpita en este encierro
Oblicuo y perpetuo

Deambulo en este laberinto
Sin escuchar el latido de mi corazón
Estoy muerto
No siento,
Solo escucho el sonido de mi destierro
De mis pasos sin caminar

Deambulo y me desnudo ante ésta lobreguez permanente
No siento
Respiro
Me asfixio

Deambulo en mi abandono
No escucho mi memoria,
Estoy muerto

Me veo en este muro, sin encontrarme
Me busco, me busca
No veo, no siento, no respiro

aapayés

Ella tiene el morbo muy bien lubricado en su mente














Ella palpita la pasión en sus movimientos
De su cuerpo
En su caminar
En su lectura
En su vivir
En sus gestos consuetudinario
En el fumar
En el beber
En el cocinar
Merendando un beso

Ella tiene el morbo muy bien lubricado en su mente
Contagia la poesía

Ella tiene el orgasmo en sus labios 
Se transforman en versos prohibidos en el amor
Respira
Susurra el deseo en su piel
En sus manos
En sus cabellos
En sus caderas

Ella lubrica el placer en su andar
En sus piernas

aapayés

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Entre la cama y las sabanas llenas de ti, de mi













Te encontraré algún día
¿En qué momento y espacio?
No sé
¿En qué vida?,
No sé

Pero te encontraré
Y beberemos un whsky bajo la luna
Bajo el cielo estrellado de la playa
En complicidad con el ritmo majestuosos de las olas

Beberemos la noche
Y el día lo comeremos a solas
Entre la cama y las sabanas llenas de ti, de mi
Queriendo encontrar lo que no fué
Ni será, en un punto indeterminado del destino
Laberinto celestial del vicio, llamado amor

Nos embriagaremos de todo,
Menos de nosotros
Por que lo que fue, sucedió
Y lo que sucederá, no ocurrirá jamás,
En el océano de la poesía, si

Me quedaré esperando ese momento
Sin decirle nada al viento
Para evitar que suceda, ni en sueños
Religiosamente yo

aapayés

Me dejé llevar por la noche, día













Desperté apresurado
Gritando nombres que me acompañaron el sueño

Corriendo y sin vestirme el rostro
Tome la camisa en mis manos
La amolde a mi cuerpo,
El pantalón me hizo cosquillas en los testículos
Que saltaron a carcajadas
Al sentir el aroma de mis versos

Llegué al  teatro de Champs-Élysées 
El concierto estaba listo para comenzar 

Busqué mi butaca, me senté religiosamente
A esperar el momento intenso del silencio,
Entre tanta oscuridad y luz tenue
Apareció la silueta de Cortázar
Caminando hacia la butaca continua

Religiosamente nos saludamos
Y en un estirar de brazos
Nos encontramos frente al concierto de Ígor Stravinsky
Junto a Jean Cocteau que declamaría su poesía,
Bajo la dirección del maestro

Cortázar  anonadado,
Queriendo encontrar la explicación de dichos personajes 
Apareció en el escenario imaginario, Cronopio 
Poeta y artista a-social de la vida,
Frente a la imagen imponente de los fama 
Banqueros, oligarcas y presidentes

Junto a las esperanzas 
Individuos que juegan ambivalentes su conducta
Entre los famas y los cronopios 
Y que van a la deriva queriendo encontrarse 
Con nadie, 
Más que con su propio ego de clase media

Me dejé llevar por la noche, día

Que poesía leer a Cortázar y escuchar a Stravinsky
Y sentir los versos de Cocteau

¨ Mais qu’est-ce que j’ai donc ?
Mais qu’est-ce qui m’arrive ?
Je dors. Ne pas dormir m’est dû.
À moins que, si je dors, je n’aille à la dérive
Dans le rêve où je t’ai perdu.¨
                                         Jean Cocteau

Terminado el concierto
Me quedé bebiendo whisky con Cortázar
Y ante la humareda de tanto cigarro, 
Respire profundo

Antes de despertar del sueño
En la oscuridad del día

aapayés

Pordioseros de la vida y de la justicia



La soledad es mi vida y compañera de viaje
Mi ruta
Hace mucho tertuliamos
En los cuartos vacíos y oscuros
Sótanos
Calabozos 
Solo a solas con nadie y con ellos

Una semana desaparecido
En el obtuso y silente pelotón de torturadores
Me llevaron a ciegas, a conocer la esencia de la muerte
El odio
Hombres sin rostros, ante mi rostro
Maquillando esquirlas de insultos, de torturas
Doblegaron el cuerpo
Sin beber
Sin comer
Sin dormir

Semana infernal en el abismo de la barbarie
Distancia entre lo que es, el ser y no ser
En la lista de la existencia
País
Patria

Desparecer ante todos y sin saber nada de todos

Perdido y exiliado, semanas después
Años abrazando la muerte
El tiempo se detuvo,
Por tres años y medio
Catacumbas de la desesperación
En la locura, sin ser locos
Exiliado en mi patria, sin viajar
Prisiones

Ese titulo otorgado por los medios de comunicación
Cuando hablaban de y no en..
Guerrilleros
Subversivos
Izquierdistas
Comunistas

El estado, ellos
Cárceles clandestinas,
Desaparecidos
Muerte
Decapitación
Mutilación
Es el sentimiento del eufemismo marginal
De lo que somos, fuimos
Encontrarnos frente al diploma, escrito
Del querer ser
Sobrevivientes de la memoria histórica

Convivo desde entonces con vos, soledad
Cierta e incierta compañera de viaje
De rutina
De poesía
De pintura, artes

Un día será,
Un día seremos
Cabalgando como el quijote en el desierto
Gritando
Luchando
Contra el olvido de lo que somos
Pordioseros de la vida y de la justicia

aapayés

En el infinito y precario mundo de la memoria













Todo es relativo, precario
Vivir en un mundo de ingenuos

Vivir, seguir viviendo
En un mundo de total confianza,
Es como estar esperando un punto y aparte,
Es como tener de inmediato la revelación de la muerte
Que te prepara el sendero a golpes
En el infinito y precario mundo de la memoria

Todo es relativamente corto
La alegría de ser
La confianza de querer
La tristeza de partir
La alegría de estar

Todo es relativamente corto

Como relativa la distancia
Que separa la lectura,
Antes de caer agotado en el sueño
Esperando seguir creyendo en la palabra

Tengo sueño

aapayés

martes, 8 de septiembre de 2015

Me quedo abrazando la memoria













Me dirás todo
Lo escucho todo

Y lo hago picadillo en el silencio
Las palabras
Se derriten
Y las letras una a una se desvanecen

En el silencio
Me quedo abrazando la memoria
Tu voz
Tus palabras
Tu sentir

Y me inundo en el olvido
Para seguir siendo el que sueña
A pesar de tanto,
A pesar de todo
Te sigo amando en el abismo de la vida

aapayés

Con el acento exquisito en la poseía













Que hable el silencio
Muy en serio
Y griten las comas,
Con el acento exquisito en la poseía

Hay temas que se deben escribir en versos o en prosa,
La creación literaria necesita ser expresiva
En todo su contexto
En todo su sentido

Yo prefiero escribir lujuriando
Puteando el verbo desgarrado

Escudriñar la palabra
Y convertirla en poesía, injuriando
E insultado al inculto bohemio
Burgués y oligarca de la vida

Yo prefiero putear e insultar con acentos y comas

aapayés