Microbiografías de adolfo payés ...

Bertolt Brecht

Bertolt Brecht

todos los derechos reservados

Safe Creative #0903290151851

lunes, 29 de julio de 2013

Acariciando con ternura las virtudes












Cuantas lagrimas escritas
Hemos derramado,
Queriendo encontrarle sentido  a la poesía
Melodía del verbo, armonía del verso
Acumulado en sentimientos
Que deambulan taciturnos
Y locos por plasmar el amor,
El beso en las caricias
Ventanas del alma,
De la pasión,
Del placer
Tus ojos devorando versos, poemas
Y tus labios deletreando gritos
Con el aroma de tu cuerpo desnudo a todo

Cuantas lagrimas
Deslizaron tus pupilas
Acariciando con ternura las virtudes
Derramadas por el camino de tus pestañas
Y vitoreando besos olvidados
En el carrusel de los recuerdos
Momentos aciagos del silencio

De repente apareció Buñuel 
Su criterio conmovió el momento
Sus escenas,
Esfumaron de inmediato,
Las penas escritas en mi cuerpo

Tímida existencia la nuestra
Ante la miseria del hombre
Del hambre
Carcomiendo vidas,
El sistema,
El dilema de un cambio
Bañó de esperanza
Las emociones
Doblegando tentaciones

Como arte de magia
Escribí
Pinté
Y con el pincel, fusil en mano
Colorié con sangre y coraje revolucionario 
Tu nombre,
Y el amor al pueblo olvidado por el dolar
Y de la mano
Se hizo entrega
Se hizo poesía
Se hizo verbo
Recitando el presente y pintando el mañana socialista

aapayés

domingo, 28 de julio de 2013

Al grito silencioso de tu alma













Aquí escuchando la voz de tus versos,
De tu verbo

Reconstruyendo la memoria, la historia
Bolívar, Miranda, Sucre...
América Nativa
Del sur, sur

De tus pasos libertarios
Los que un tremendo día comenzamos a seguirte
Al grito silencioso de tu alma
"Por ahora"
Convertido en para siempre
Luz
Sol
País
Pueblo
Barrio
Amor
Estrella, ocho
Invicto
Solidaridad
Unidad, Batalla, Lucha y Victoria

aapayés

domingo, 21 de julio de 2013

En el camino victorioso de las dificultades









Acumulo las inquietudes de las tortugas
A paso firme
En el camino victorioso de las dificultades

En pleno vuelo
Las nubes
Se desvanecen en el silencio
De mis poemas
Los esqueletos literarios de las palabras,
Penetran con violencia,
Las tristezas escritas en mi pecho, de torturas

Llueve,
Y con sus gotas
Las preguntas olvidadas se cristalizan,
En el asfalto
Rio,
Tentaciones de la vida

Violencia efímera de la discordia
Fueron,
Los que en aquel tremendo día
Aportaron su color, para matar
Verde poder en sus manos
Arrebatando el aliento frágil, de la vida
Que apenas comenzaba a caminar
Y a sonreír,
Al compás de la tortuga
Escondida en su armadura
Silenciando el llanto colectivo, de la muerte

Y así
A pasos de tortuga
Transitamos,
Convencidos
Rumbo a la victoria

Utopía de mis versos solidarios, por el amor
Y la esperanza,
Que comienza en mis manos, en tus manos, nuestras manos
Enlazadas...
Haciéndolas millones  por el mundo
Gritando libertad, libertad, libertad...

aapayés

viernes, 19 de julio de 2013

Una tímida sonrisa dibujo mi rostro

Este retrato tiene su pequeña historia como la mayoría de las pinturas y trabajos de – y en - mis creaciones, ésta en particular, sin embargo, tiene “un algo” muy especial que me marcó mucho desde entonces, como pintor.

Vivía para ese entonces en Otawa, Capital canadiense. Me visitó, una tarde, una profesora de inglés cuyo nombre es Mahoney, que, llena de vida vino a encargarme el retrato que a continuación comparto con todos ustedes.

El encargo era un retrato para ofrecer-lo como regalo sorpresa para el mes de diciembre que, por lo que supe luego era el aniversario de la abuela. Yo acepté con mucho agrado.

En esos días comencé por hacer unos bocetos primero pero, sin llegar a culminar el encargo al lienzo… pasaron, días y semanas, atrapado por un sinfín de trabajos que me hacían casi imposible dedicar mis energías en el trabajo del retrato al que me había comprometido.

La madrugada de un día miércoles de ese mismo mes, a finales casi… en pleno reposo y relajado en mi cama, perdiéndome en imágenes que llegaban a mi como futuros cuadros. La habitación y el silencio se hacían cómplices de mi mientras en la oscuridad no dejaban de invadirme suspiros uno de tras de otro, quizás la imposibilidad de atrapar tantas imágenes que me invadían en ese momento. Como una brisa fresca producto del cansancio seguía ahí en casi absoluto reposo, y, el retrato de la abuela, ese encargo al cual yo me había comprometido, volvió casi de la nada, como queriendo recuperar de la memorias, ese rostro tierno de la anciana…, de inmediato sentí esa inexplicable necesidad que sólo experimentan aquellos artistas, pintores, músicos, poetas etc. que está siendo atrapado por el placer interno de crear y en mi caso, pintar.

Me levanté y me puse a trabajar, sin mirar ni tiempo ni el espacio, sólo, eso sí, la complicidad íntima de mis colores, de mis pinceles; el caballete y el lienzo. Así y sin darme cuenta, sin tan siquiera sentir el paso del tiempo en mi cuerpo y mente, de día y de noche, y sin comer ni dormir, se fueron pasando los días. Llegó el sábado y fue por la madrugada, si mal no recuero, di con el pincel la última caricia al lienzo. Si, acababa de terminar el retrato de la abuela. Me senté, cansado,pero sin apreciarlo en mi cuerpo, miré el cuadro…, miré una obra, la Obra y en ello estaba cuando no sé ni en qué momento los párpados hicieron de las suyas cayendo suavemente y cerrándose, sabían que las musas esas que habían invadido mi cuerpo y mente, se habían marchado justo en el último pincelazo que dieron mis manos en el retrato de la abuela.

No sé cuánto tiempo dormí, lo que sí sé que al despertar era el mediodía de un sábado del mes de septiembre de 1999. A las 13h del sábado, ¡toc, toc! La puerta, alguien toca la puerta, me desperté, y casi sin ponerme las sandalias fui a abrir el pestillo, y allí estaba la hija de la abuela del retrato, y que precisamente llegaba a pedir mi Obra del retrato de su madre. La conversación fue corta pero intensa… me decía que, la abuela, había fallecido esa madrugada del sábado en la que yo, quizás a la misma hora, di mi último pincelazo al retrato. Me había quedado con todos los detalles de la cara que, la tristeza invadió mi corazón porque de alguna manera, yo también era parte ya de aquella anciana. Dejé eso sí, la ternura y la calidez de una mujer que había llegado por medio de su hija quedarse de una manera fantástica en mi memoria. Y aquí está la foto de ese retrato al óleo.

Luego supe que, el cuadro había estado expuesto en el funeral, lo cual agradecí. La hija, me hizo saber lo bien de mi trabajo, y machaconamente diciéndome que su madre estaría contenta de ver el rostro de ella al óleo.

Me quedé en la sala, en el sofá, pensando en la abuela, en los contornos de su cara, las mejillas, los ojos, la mirada, el cabello… un retrato que debía entregar en Diciembre y que por extrañas circunstancias tuve que terminar tres meses antes de la entrega, una tímida sonrisa dibujo mi rostro… mirando fijamente en el vacío de la sala, el rostro de la anciana.

aapayès

miércoles, 17 de julio de 2013

Cataclismo escrito de mis versos











*Soy cuerdo incomprensible del destino,
Porque llevo a cuesta las virtudes,
Cataclismo escrito de mis versos...

*Si dejara de gritar la poesía en las venas de mis pasos,
Comprenderías que soy el loco creador del silencio...

*Sentir la eternidad de tus besos en mis versos,
Es acariciar la vida con tu presencia...

*He gritado al viento el amor incondicional a tus virtudes
Y a los errores que  fortalecen tu armonía,
Hermosa musa del alma creadora de mi todo... 

*Es inmaculado el verso,
Si está escrito con el alma.
Sentimiento perpetuo de tus besos,
De tus caricias, de tu cuerpo,
Mujer...


aapayés

lunes, 15 de julio de 2013

Desde algún lugar de El Salvador para vos




 







Desde algún lugar de El Salvador para vos
Poemas clandestinos
Vestidos de lucha,
De tortura
De principios
De ternura
De amor
De esperanza
Y compromiso con la conciencia
Escrita de nuestro pueblo
Los pobres
Los humildes
Los míos
Los campesinos

Yo estuve allí
Desaparecido
Secuestrado
En esas mazmorras Made in USA
Fuerzas Armadas de El Salvador-FAES
Escuadrones de la Muerte-EM
Brigada Anti-Comunista Maximiliano Hernández Martínez
Brigada Anti-comunista Salvadoreña
Unión Guerrera Blanca-Mano Blanca
Grupo de exterminio social-Sombra Negra
Fuerzas Armadas de Liberación Anticomunista–Guerra de Eliminación–FALANGE

Cloacas llamados cuerpos de seguridad,
Policía de Hacienda-PH,
Guardia Nacional-GN,
Policía Nacional-PN

Yo estuve allí, en ese lugar de El Salvador
Desnudo
Vendado
Solo, maniatado y a oscuras
En esas celdas frías del pasado,
Lo cotidiano
Torturas
Preguntas
Golpes
Capucha
Choques eléctricos
Odio

Sus paredes
Dibujaban silencio perpetuo de la muerte
Sus escritos pululaban
Sangre
Gritos
Lagrimas
Versos solidarios de los nuestros
Los oprimidos
Los olvidados
Los maniatados de siempre
Los perseguido de siempre
Los mismos de todos los tiempos
Los compañeros
Las compañeras
Revolucionarios todos

Desde algún lugar de El Salvador para vos

aapayés

domingo, 14 de julio de 2013

En los acentos de mis pinceles














Me encontré en el camino
Recogiendo piedras
Y quitando espinas de los costados

Tropecé con letras
Bajo las  piedras
Dibujaban versos, copiando acentos
Y calcando el verbo de sus suspiros

Las espinas,
Crucificando anhelos con sus caricias
Vertiendo vino y
Gritando a ciegas con los destinos
De todo aquel que los perforaba

En los acentos de mis pinceles
Versaba  el cielo con sus tormentas.

Medito
Me abrazo
Me quedo
Imaginando nubes en mis labios
Reúno lienzos,
Para pintar veredas sin escoria
Sin espinas
Sin lagrimas...

Me dejo llevar por el destino
Equilibrio de la existencia,
Con los errores y caídas, que nos empujan
A conquistar el camino, con la fuerza del sol,
Alimentando el porvenir...
Coloreando de alegría y llanto
La esperanza de seguir amando
Con la ternura de un niño, siendo niño 
Con la madurez del tiempo y el espacio de la vida

aapayés

miércoles, 10 de julio de 2013

Poesía deslizando estrellas











Hay tantas expresiones de amor
De ternura
De ira
De odio...
De  intensos colores construyendo la pintura
Boceto de la obra escrita

Pequeños detalles de la vida
Segundos infinitos de entrega
De nostalgia 
De reflexión
De sabiduría
De lectura cómplice en la búsqueda,
Para encontrar
Esos diminutos momentos
Que hacen de lo nuestro...
Los sentimientos
El amor
La escritura acariciando
Versos
Poesía deslizando estrellas
Y llevando el brillo manantial de tus labios
A lo mas intimo de nuestro ser, amándonos

Pequeños mortales
Del tiempo,
Del espacio,
Corriendo a medias
Corriendo a ciegas
Cantando a gritos y suspirando besos
Deletreando pasos, amortiguando golpes...

Construyendo todo por lo nuestro
 
Y así
Ante esos diminutos detalles,
Me doblego a tu belleza,
Me inclino a tus caricias
Embeleso tu sabiduría...

Y a tus besos me consagro
Para hacer de la lectura, placida emoción del alma
Éxtasis,
Cómplice de tus gestos...

aapayés

lunes, 1 de julio de 2013

Con el suspiro intenso de un te amo








No dejo de sentir el  fresco aroma de tus labios
Susurrando las inquietudes de mis manos,
Sonrojas...
Me miras
Y sin titubeos
Te aproximas a mis caricias,
Con el suspiro intenso de un te amo
Me abrazas
Participas
Y nos dejamos abrigar por la poesía

Besos y caricias
Desfilan por doquier,
Tentaciones exquisitas de tu cuerpo

Me entrego
Me desnudo
Y así en silencio
Nos sumergimos
En la lectura mas intima de un te quiero,
Navegamos
Nos dejamos llevar
Por la marea, olas pasionales de nuestros labios

Nos miramos
Coloreando el deseo con el viento
Y sin decir palabra,
Nos unimos
Como el cuerpo amarrado al cielo

De tus  pechos
De tus caderas
De mis piernas
De mis manos

Masculinos deseos
Devorando,
Los versos mas eróticos de tus labios
De mis labios
Y
De tus ojos...

Los poemas mas tiernos de un silencio


aapayés