Microbiografías de adolfo payés ...

Bertolt Brecht

Bertolt Brecht

todos los derechos reservados

Safe Creative #0903290151851

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Verso convertido en verbo, nuestro hijo








Si la noche tocara mis ojos,
Junto al aliento fresco de mis días,
No olvides que mis pensamientos
Giraron siempre en tus caricias
En tu nombre llamada poesía
Verso convertido en verbo, nuestro hijo

No olvides que la mañana junto al sol
Será mi presencia
Por los siglos de los siglos
Amén

Nunca olvides que mis días
Junto a las noches compartidas
Fueron eternas melodías de ternura

Nunca olvides la sonrisa
Que despierta tus cristales matutinos
Es el hijo acariciando mi presencia
Con sus juegos inocentes crea vida
Del beso que un día esculpimos
Con nuestros cuerpos a su ritmo compusimos

aapayés.  

jueves, 22 de noviembre de 2012

Un canto para América Nativa










Un canto para América Nativa

“Viejos terratenientes incrustados
en la tierra como huesos
de pavorosos animales,
supersticiosos herederos
de la encomienda, emperadores
de una tierra oscura, cerrada
con odio y cercados de púa.”
Pablo Neruda.

(Del libro Canto General de Pablo Neruda. Poema;
Las tierras y los hombres)

Un canto para América Nativa

Busco por toda América nativa
el rostro emancipado
de mi pueblo, de los indios,
de los negros, de las indias
de las negras, de los pobres,
de los más pequeños de este continente.
Busco por toda América Nativa
su identidad, su tiempo, su silencio
su historia, su lengua, sus enseñanzas.

Busco y sólo busco a mi América Nativa.
Deambulo por las selvas,
por los montes, por los desiertos
por calles, por veredas, por pueblos
por ciudades y encuentro solamente
rostros curtidos por el tiempo
olvidados por el tiempo, ejecutados por el tiempo
por la historia, que no es su historia.

Deambulo desde el Sur al Norte de
toda mi América Nativa,
la nuestra, la de ellos,
la de los indios, de los negros,
la de las indias, la de las negras, la de de los pobres,
la de de los más pequeños de este continente.

Busco por mi América Nativa
los sueños, los versos, los cantos
la pintura, el silencio, los instrumentos
y sólo encuentro, voces, lenguas,
miles de lenguas anónimas,
silentes aunque palpiten por las selvas,
por los montes, por los desiertos
por las calles, por las veredas,
por los pueblos, por ciudades.














Deambulo por mi América Nativa
Y encuentro brazos, hierros,
Voces, letras, hombres,
Mujeres, viento, mar, Inti Tupac Amaru, Tupac Katari
Tierra, nuestra pacha mama.

Deambulo por mi América Nativa
Y encuentro exilio, dolor,
Historia, pero no la nuestra
La de los maquiavélicos
Seres enjutos e injustos.

Los que nos quieren imponer
sus normas, sus leyes de miseria
de hambre, de tortura, de dictadores
asesinos de inocentes,
de millones de vidas
que mueren lentamente
por culpa de sus efímeras riquezas.











Quiero encontrar mi historia
y la encuentro, silente
arropada con los brazos
de poetas, de cantos,
en cajones olvidados
por quién sabe qué destino.
Busco mi historia y la encuentro en
los indios, los negros,
en las indias, en las negras, en los pobres,
en los más pequeños de este continente.

Y encuentro sueños
utopía, lucha, lucha, lucha.

Busco en mi América Nativa
y encuentro; derrotas, torturas,
desaparecidos, miles de desaparecidos.
Obreros, estudiantes, maestros
mujeres, campesinas, campesinos
niños, niñas anónimos y silentes
de nuestra América Nativa.
Y encuentro rostros,
rostros de hombres, mujeres,
con nombres y apellidos
Simon Bolívar, Martí, Sucre, San Martín,
Emiliano Zapata, Pancho Villa, Ernesto Guevara, Fidel,
Romero, Helder Cámara, Camilo Torres,
Sandino Farabundo Marti, Marcial, Clara Elizabeth, el che,
el che, el che….












Busco a mi América Nativa y
la veo naciendo, viviendo
Compartiendo futuro desde
el Sur al Norte de este continente
con obreros, estudiantes, maestros
mujeres, campesinas, campesinos
niños, niñas anónimos y silentes
indios, negros, indias, negras,
los pobres, lo más pequeños de este continente.

Se yerguen como un inmenso
mar, de vientos de voces
que gritan al unísonos
hoy es nuestro tiempo
hoy es nuestra historia.

De la tortura
Imagen pisoteada por la miseria
La injusticia genocida del capitalismo
Rostros que sufren
Lloran lágrimas de sangre
Que forman ríos por toda América nativa
La nuestra
La única y auténtica resistencia a lo que impuesto
Por aquellos que no quiero mencionar
Pues eso sería un insulto
A la memoria de todos los caídos
Busco el rostro
Aquel que me vio nacer
En la miseria
Que hoy más que nunca la tenemos que hacer digna
Pues el alma de la pobreza
Es solamente eso
Fuerza de vida por luchar y conquistar lo que nos falta
Todo
Absolutamente todo
Busco el rostro alegre
Tierno y dulce de la vida convertida en añicos
En estas siluetas que hoy caminan
Y nos palpitan por construir
Lo que hoy sí esta iluminando por América nativa
La nuestra
Busco la mirada para darle con un beso
La ternura de la justicia
Convertida en pueblo
En millones de rostros de América nativa










Hagamos pues hoy de este verso
Una mirada y canto para América Nativa


aapayés.  

sábado, 17 de noviembre de 2012

Acariciando la creación de tus virtudes


 








Hay un poema que no puedo pintar,
Tu rostro es lo que mas extraño
En este otoño cubierto de tonalidades

Estaba pensando en tus colores Renoir
Y Caravaggio interrumpió tu impresionismo

Kandinsky apareció con sus abstractos
Y me dijo que sus motivos
Le dan vida expresiva a sus pinceles

Van Gogh se hartó de tanta miseria,
Que las putas fueron su refugio
Y su aspecto, expresión escrita de la vida

Claro sin ofender a Gauguin
Que palpito su anatomía 
Con los tintes de las islas olvidadas 
Por el tiempo...

Conquisto a gritos de un pincel 
La metamorfosis del lienzo, lino sus tintes,
Pintura arrancada en el silencio
Y así
 










Descubrí a Bernini esculpiendo tu cuerpo
 Logrando con ellas la expresión de tus sentidos
Y las mías delineando tus intimidades
Para beber el grito de tus besos
Con mis gestos de escultor
Acariciando la creación de tus virtudes.

aapayés.  

sábado, 10 de noviembre de 2012

Delineando mis secretos infalibles












Necesito el aire de tus labios
El beso de tus manos
El sol, la lluvia
Las palabras de tu cuerpo
Y el grito de ternura cabellera
Delineando mis secretos infalibles,
Lápiz dibujando mis senderos

Quiero tus letras escritas en mi pecho
Merodeando las montañas de mis besos
El poema en plena vida de otoños,
Primaveras celestiales
Compartiendo sus colores,
Tentaciones de tus poros pregonando sus goteos
En el amor
Llenas de poesías

Quiero navegar en tus mares de caricias
En tus besos del deseo
En tus gritos de sirena
Susurrando 
El silencio mar de mis pasiones

aapayés.